17 septiembre 2021 12:25 pm

EL TIEMPO

El paso de las horas, de los días, el correr del calendario.

Ahora que la oficialidad del tiempo se ha hecho de nuevo real, que los horarios y el calendario van tomando forma, no puedo dejar de pensar en su verdadero significado, también de su intención.

Es una palabra que utilizamos indistintamente como indicador, como excusa, y muchas veces, como impulso.

Es de esas palabras cuya ontología define claramente al que la utiliza, y  también al que la escucha.

Nuestra educación determina durante los primeros años de nuestra vida su significado.  El escenario familiar y social de nuestro crecimiento va dibujando el contorno de nuestro entendimiento.Según van pasando los años ese contorno se va disolviendo para ilustrar otras realidades, otras creencias y experiencias.

En la infancia el tiempo es infinito e inmaterial. Las Navidades siempre están lejísimos. Las clases son eternas y nuestros días pasan acunados por la arena del reloj.

La edad, las experiencias vitales y el crecimiento personal de cada uno van delimitando el perímetro del paso de los días.

El tiempo, de repente se convierte, a veces en un aliado (“el tiempo vuela, todo pasa, nada permanece…”) y otras, en una excusa (No me da tiempo, no hay tiempo…).

Me doy cuenta, en esa diatriba complaciente y probablemente absurda en la que me encuentro, que el tiempo, en mi caso, también es un puerto, un faro o quizás un flotador , un coger aire y permitirme. 

En la falsa creencia de poder detenerlo o controlarlo me siento a observarlo, me bajo de la rueda y estudio, comparo y elijo, me regalo su gestiòn. 

Me reconozco incómoda, a disgusto en la sensación de inconsciencia en relación al tiempo. 

Necesito la consciencia de su paso, de su (o del ) valor que tiene, del que quiero darle. Me regalo el perderlo o ganarlo, la sensación de que cuando decido dejarlo pasar, soltar su gestión, aparece la sorpresa, el miedo y la duda, muchas veces también el disfrute.

Y también, cuando levanto las paredes de horarios y del calendarios, me agasajo con la posibilidad de acotarlo, de gestionarlo a mi antojo y beneficio, de mi disfrute desde otro sitio.

La consciencia del tiempo, de su significado, se me hace tan personal, tan intrínseca de cada uno, tan poderosa, que me conmueve.

El tiempo, su competencia, gestión y aceptación creo es una de las asignaturas pendientes del autoconocimiento… y también de nuestra (o mía) necesidad de control.

El tiempo, para mi, es una caricia de un ser querido, es una puesta de sol, es una canción, y es un beso., es un olor y una sonrisa, un abrazo y algunás lagrimas cuyo peso marcan los segundos en la memoria. 

El tiempo, es el aparador en el que guardamos todo aquello que nos conmueve, que deja huella. El tiempo es la cicatriz que queda tras haber vivido,  es el tatuaje vital que muestra  el lugar que ocupamos, el rastro de qué hemos pasado por aquí. 

… y aún así… creo que esto que pienso ahora es sólo la punta del iceberg llamado Tiempo.

Últimos artículos

LO QUE DEJAMOS ATRÁS
2021
LO QUE DE VERDAD IMPORTA
LIMONADA
La Esperanza


Contáctame

Madrid, Spain

mariasrr@lavidaesahora.es

+34 609 67 28 73

Si tienes alguna duda. Podemos trabajar tus objetivos, retos y situación actual. Los talleres así como las sesiones individuales pueden ser el acompañamiento que te ayuden a llegar a donde quieres estar.

Tu situación ideal, tanto en lo personal, familiar como profesional está al alcance de tu mano. Sólo tienes que ponerte a ello.

Puedes escribirme un email o llamarme por teléfono y te responderé lo antes posible.

«No juzgues cada día por la cosecha que recoges, si no por las semillas que siembras» (Robert Louis Stevenson).

Una vida plena y feliz es posible.

Las habilidades y fortalezas están dentro de ti, regálate descubrirlas y practicar las herramientas necesarias para sacar provecho de ellas.


    CREDIT TO THE OWNER/ PHOTOGRAPHER

    María San Román Riveiro

    Coach Personal y Ejecutiva. Especializada en Adolescentes y Familia.
    EEC (Escuela Europea de Coaching).
    ICF (International Coach Federation).
    Licenciada en Derecho, Escritora y Guionista.

    Escuela Europea de Coaching International Coach Federation Cómo hablar con tus Hijos Coaching x Valores

    Una vida plena y feliz es posible.

    Puedes escribirme un email o llamarme por teléfono y te responderé lo antes posible.

    «No juzgues cada día por la cosecha que recoges, si no por las semillas que siembras» (Robert Louis Stevenson)

    Contáctame!