31 diciembre 2018 10:41 am

2019

“2018… quiero empezar con un Gracias!, el año se acaba y he aprendido a aceptar que me equivoco, que la ignorancia es un regalo, un trampolín, una puerta abierta hacia la sorpresa y el disfrute, hacia el crecimiento. 

He aceptado la imperfección de mi persona, he trabajado la humildad, la generosidad y el miedo, y no sin esfuerzo y sorpresa, he conquistado el salto, el atrevimiento y la duda, abrazando la incertidumbre y el desasosiego.

He recibido sonrisas, el mejor regalo, la escucha y el empuje de los que vieron algo en mi que merecía ser iluminado, a estos les doy las gracias. En este año he sido capaz de percibir más y mejor, la sinceridad de una caricia, la amabilidad de una mirada, de un silencio compartido. La sorpresa del presente, el apego al pasado, el paso del tiempo y  el cambio de hora. 

Me he permitido celebrar resultados y anhelos y he sufrido miedos y angustias, algunos prejuicios, incertidumbres y muchas dudas, y gracias ea ello, he podido disfrutar del abrazo amigo y del consuelo propio. El mío, el trabajado, cuidado y regado con la confianza, la mía y la de de todos los que me han apoyado, ayudado, aconsejado y obligado, a veces regañado y otras veces lanzado… a dar el salto, a atreverme, a cuidarme y a quererme. Gracias.

365 días que celebrar y recordar, semanas y meses de siembra y finalmente, de recogida. El recuerdo al dejar que la memoria señale los días y dibuje las noches hace de los frutos cosechados, un dulce caramelo. 

2018 ha sido un año importante, de sorpresas y sustos, de descubrimientos, mucho trabajo, muchos aprendizajes y lecciones, de risas y algunas lágrimas. 

Un año de cierta madurez (y lo que me queda!), de tonterías (y las que me quedan!!) y  mucho amor, y con este sentimiento me gustaría desearos un 2019  igual de completo, un regalo de 52 semanas de posibilidades.

Os deseo la alegría, la paz y el sosiego necesario para hacer frente a días oscuros de tristezas y dudas, la fuerza para levantaros tras la caída, la entereza para mirar de frente cuando el dolor, la rabia y la frustración llamen a la puerta, la humildad para disfrutar del aprendizaje y del error, la generosidad para compartirlo y el amor y la felicidad para vivirlo. 

Os deseo días de risas, de momentos felices, de descubrimientos, ilusiones y triunfos, que la salud acompañe y que los niños iluminen el camino.

Que los días sean completos, que las noches sean dulces, que las tragedias sean pocas y las alegrías eternas. ”

(Maria San Román Riveiro / dic 2018)

Últimos artículos

EL TIEMPO
LO QUE DEJAMOS ATRÁS
2021
LO QUE DE VERDAD IMPORTA
LIMONADA


Contáctame

Madrid, Spain

mariasrr@lavidaesahora.es

+34 609 67 28 73

Si tienes alguna duda. Podemos trabajar tus objetivos, retos y situación actual. Los talleres así como las sesiones individuales pueden ser el acompañamiento que te ayuden a llegar a donde quieres estar.

Tu situación ideal, tanto en lo personal, familiar como profesional está al alcance de tu mano. Sólo tienes que ponerte a ello.

Puedes escribirme un email o llamarme por teléfono y te responderé lo antes posible.

«No juzgues cada día por la cosecha que recoges, si no por las semillas que siembras» (Robert Louis Stevenson).

Una vida plena y feliz es posible.

Las habilidades y fortalezas están dentro de ti, regálate descubrirlas y practicar las herramientas necesarias para sacar provecho de ellas.


    CREDIT TO THE OWNER/ PHOTOGRAPHER

    María San Román Riveiro

    Coach Personal y Ejecutiva. Especializada en Adolescentes y Familia.
    EEC (Escuela Europea de Coaching).
    ICF (International Coach Federation).
    Licenciada en Derecho, Escritora y Guionista.

    Escuela Europea de Coaching International Coach Federation Cómo hablar con tus Hijos Coaching x Valores

    Una vida plena y feliz es posible.

    Puedes escribirme un email o llamarme por teléfono y te responderé lo antes posible.

    «No juzgues cada día por la cosecha que recoges, si no por las semillas que siembras» (Robert Louis Stevenson)

    Contáctame!